1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Los cilindros curvadores son unas maquinarias diseñadas para obtener piezas curvadas de materiales de diversidad de niveles de rigidez. La cantidad de piezas por hora que son capaces de producir es clave para evaluar su rendimiento, y el poliuretano influye para bien en esta producción.

Cilindros curvadores: principales características

Gran parte de los cilindros curvadores tienen la capacidad de curvar los dos extremos de las planchas, que se consigue finalizar cualquier tubo sin necesidad de darle la vuelta.

La composición de este tipo de maquinaria no es sencilla, como se puede apreciar en la siguiente imagen de logismarket.

Sus principales componentes son:

  • Control electrónico de la posición de los rodillos. Los movimientos de este tipo de maquinaria se realizan de manera hidráulica, controlado a través de microprocesadores electrónicos que aseguran la alineación de los rodillos con una precisión milimétrica.
  • Rodillos. El material de los rodillos tradicionalmente ha sido el acero, pero la introducción del poliuretano en la fabricación de los mismos ha aumentado la producción de piezas por hora de una manera más que de forma considerable. Los cilindros curvadores de dos rodillos de poliuretano garantizan niveles de salida de 180-200 piezas/hora con picos de hata 300 piezas por hora.
  • Acoplamiento para curvar perfiles. Gran parte de los modelos de cilindros curvadores cuentan con ejes prolongados en los extremos que permite montar rulinas para curvar perfiles, tubos, pletinas. Los rodillos laterales montados sobre rótulas permiten guiar los perfiles, consiguiendo un curvado perfecto en angulares exteriores, pletinas, tubos y en general, todos los perfiles simétricos.

Existen ciertos componentes que mejoran la calidad de los cilindros curvadores. Entre ellos están los que permiten un doble curvado inicial o curvar conos.

Para el doble curvado inicial se necesitan dos rodillos inferiores que tengan unos movimientos independientes frente al resto de rodillos. De esta manera se permite pinzar la plancha en sus dos extremos para finalizar el tubo.

Por otro lado, curvar conos permite ampliar el mercado al que dirigir las piezas producidas por estas maquinarias. Para ello es necesario contar con unas guías laterales que pueden girar para permanecer a escuadra con la plancha durante el curvado, generando el cono final.

Los rodillos de poliuretano en curvadoras son un ejemplo más del éxito de la aplicación del poliuretano en la fabricación de piezas que forman un conjunto resistente y rápido, como es el caso de los ruedines de poliuretano para transporte o los adhesivos de poliuretano.