1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Aparte de las dificultades para prevenir y tratar la fiebre reumática en África, el acceso limitado a las intervenciones, como el reemplazo de válvulas cardiacas, sigue siendo un desafío importante en el continente.

Según la Fundación Mundial del Corazón, con más de 1 millón de casos de cardiopatía reumática en el África subsahariana, en comparación con 176.000 en China, 136.000 en América Latina y sólo 33.000 en el mundo industrializado, el continente sólo puede compararse con Asia meridional y central con un estimado de 736.000 casos.

Válvulas cardiacas para los más jóvenes

En el mundo en desarrollo existe el dilema de que los pacientes más jóvenes que requieran el reemplazo valvular cardiaco tienen dos opciones:

  • una válvula mecánica que requiere una terapia anti-coagulación de por vida
  • o una válvula biológica que no decaiga y calcifica con bastante rapidez en los pacientes menores de 65 años.

Además, el desarrollo de válvulas cardíacas se centra principalmente en el tratamiento de la enfermedad valvular en la población anciana con enfermedad valvular no reumática en el mundo industrializado.

Alternativas a las soluciones clásicas: válvula cardíaca de poliuretano

Como alternativa, en la Facultad de Medicina de la Universidad del Estado libre (UFS), se ha desarrollado una válvula cardíaca de poliuretano. Estas válvulas no requieren anticoagulación y podrían ser una solución ideal para el joven paciente africano.

La válvula tiene un marco de titanio que es impreso en 3-D por el CRPM y luego moldeado por inmersión utilizando moldes diseñados localmente y un proceso de moldeo por inmersión automatizado.

Ya están en proceso análisis para evaluar características como la de resistencia y la evaluación ultraestructural de los componentes de poliuretano. Usando técnicas sofisticadas de recreación de impulsos y pruebas de fatiga, el diseño de válvulas de poliuretano puede ser evaluado y modificado antes del uso final.

Los ensayos con animales comenzarán en 2017. ¿Serán las válvulas de poliuretano el futuro de la cardiopatia reumática en África?